Prueba de Riesgo de Caries

La Prueba de Riesgo de Caries es una prueba simple de la saliva del paciente realizada en la oficina para medir los niveles de Estreptococo mutans y Bacterias de Lactobacillus presentes en la boca de un paciente y la proporción de flujo salival. Estas dos bacterias se han implicado como la causa principal de caries dental. Por consiguiente, esta prueba se hace como prueba aislada o como parte del programa de control periodontal y dirigido a pacientes de alto riesgo.

Prueba de Riesgo de Piorrea o Enfermedad Periodontal

Esta prueba identifica a los individuos que probablemente puedan desarrollar la forma severa de enfermedad periodontal o piorrea, buscando marcadores específicos. Se realiza una prueba de ADN de la saliva. Los resultados están normalmente disponibles en dos semanas. La especificidad y predictividad es muy alta para la enfermedad periodontal o piorrea severa. Pacientes que tienen antecedentes familiares de enfermedad periodontal o piorrea, o pacientes adultos con signos como encías sangrantes o pérdida del hueso, deberían someterse a esta prueba como único medio de establecer terapias tempranas.

Prueba para el mal aliento y riesgo periodontal (BANA)

La Prueba BANA es muy sensible y específica para determinar las causas del mal aliento y el riesgo periodontal. En sólo cinco minutos, se pueden descubrir las bacterias más comúnmente asociadas con el mal aliento y la enfermedad periodontal o piorrea aplicando un detector de la lengua o placa subgingival en una tira. Aproximadamente el 90% de los casos de pacientes que presentan de mal aliento se originan por la presencia en la lengua de bacterias anaerobias proteolíticas, que son identificables con esta prueba.