Aunque la proyección, forma y tamaño de los labios parece ser un concepto bastante simple, es un asunto más complejo de lo que parece.

La proyección del labio es una interacción de los siguientes parámetros:

  1. Espesor labial.
  2. Protrusión o retrusión dental.
  3. Protrusión o retrusión maxilo mandibular.

El aumento de labios (materiales de relleno) sólo a expensas de aumentar el espesor del tejido o mucosa labial es totalmente antinatural, antiestético y produce lo que he definido como labios de tortuga: aplanados, largos, convexos, sin philtrum y pesados. El largo y la curvatura de los labios es muy importante, los labios superiores completamente cóncavos se asocian frecuentemente con juventud, los dientes se deben de ver.

Uno de los signos faciales de juventud es la Relación Diente Labio (RDL), los labios se deben de analizar en conjunto con las estructuras que los soportan (dientes y hueso), y especialmente cuando consideramos un aumento del labio superior, la valoración la debemos realizar a través de varias medidas faciales (Medidas y Análisis Facial. Ficha Médica Clínica Benarroch):

Labio superior:

  1. Cantidad de diente expuesto en reposo (debe de ser de 2 a 3 mm).
  2. Cantidad de diente expuesto cuando hablamos o reímos (4 a 5 mm).
  3. Cantidad de encía expuesta cuando nos reímos (3 mm de tejido gingival durante una sonrisa moderada).
  4. Ángulo naso labial (90 a 110 grados)
  5. Protrusión del labio superior.
  6. Altura Naso labial.
  7. Altura comisural.
  8. Relación labio superior – labio inferior.

Labio inferior:

  1. Protrusión del labio inferior.
  2. Surco labio mentoniano.
  3. Exposición de los dientes inferiores.
  4. Posición del mentón.

Con la edad, la posición y el tamaño del labio cambia, el labio no solamente se hace más delgado, también se alarga y el hueso maxilar alveolar (hueso que se encuentra alrededor de los dientes) se hace más pequeño.

El envejecimiento del área alrededor de la boca se caracteriza por la aparición de surcos (código de barras), adelgazamiento de la porción rosada de los labios, comisuras labiales “descendidas” y el “alargamiento” del labio superior. Estas alteraciones pueden mejorarse mediante la combinación de procedimientos entre los que se encuentran:

  • Aumento del volumen de labios.
  • Peeling peribucal.
  • Injerto alveolar.
  • Carillas dentales de dientes anteriores.
  • Lifting de las comisuras.
  • Lifting vertical del labio.
  • Lifting de punta nasal.
  • Aumento del mentón.

El rejuvenecimiento perioral se asocia frecuentemente a procedimientos de rejuvenecimiento facial, sin embargo, puede realizarse de forma aislada y generalmente bajo anestesia local.

Es importante estar bien informado a cerca del método y de los resultados esperados en el momento de contemplar la posibilidad de este tratamiento: realizar un aumento de labios con materiales de relleno sin considerar estos conceptos básicos producen labios antiestéticos y poco naturales.