Rejuvenecimiento Facial

Nuestra filosofía de Estética Facial y Rejuvenecimiento... conózcala. Envejecimiento facial. Signos de belleza y juventud... Análisis Facial y el Plan Forever Young.

Envejecimiento facial


El proceso de envejecimiento facial es muy complejo y es el resultado de la acción de múltiples factores sobre las estructuras anatómicas (piel, músculos y hueso). Muchos de los cambios están influenciados por factores genéticos hereditarios (sexo, raza), al igual que por factores ambientales (exposición al sol, dieta, hábitos como el fumar y alcohol) los cuales actúan como aceleradores del proceso normal de envejecimiento de la piel.

Las estructuras anatómicas de la cara sufren cambios con la edad:

Cambios en la piel

La piel está compuesta de dos capas, una superficial epidermis y otra profunda dermis. En esta última capa es donde se encuentran las células productoras de colágeno, elastina, las glándulas que producen el sudor y el sebo para mantener la hidratación de la piel y todo el material que nos permite lucir una piel sana y de apariencia juvenil.

La piel envejece cuando la epidermis empieza a adelgazar y cuando los componentes celulares de la dermis disminuyen.

La exposición solar produce un estado inflamatorio crónico de la piel, la elastina se acumula en áreas específicas y de forma irregular, también produce cambios en la pigmentación, como manchas oscuras o claras, pecas, lunares, aparición de venitas en forma de araña o telangiectasias. La piel expuesta y dañada por el sol llamada Photoaged Skin o Fotoenvejecimiento, se caracteriza por un engrosamiento de la epidermis (keratinización). Esta capa es acelular, no posee vida y se encuentra dispuesta de forma irregular. Hay un incremento en la pérdida de agua de la piel y un descenso en el número de las glándulas sebáceas, cuya función es mantener la humedad de la misma.

El colágeno disminuye mientras envejecemos al igual que sus depósitos, recordemos que el colágeno es el que le brinda a la piel el turgor (resistencia a la deformación) por lo tanto se hace más débil y pierde su fuerza.

Los capilares de la piel al igual que los pequeños vasos se alejan de la superficie, reduciendo el flujo sanguíneo. Los vasos más superficiales se engrosan por la exposición al sol, reduciendo su capacidad de nutrir la piel, la piel se torna pálida y se producen cambios de coloración.

Cuando la piel pierde elasticidad (capacidad de volver a su estado después de deformarse) se hace menos resistente a las fuerzas de estiramiento. Si lo sumamos a los efectos de la gravedad, y a los cambios de los tejidos musculares entonces es cuando la piel se empieza a arrugar.

Los radicales libres son compuestos químicos que envejecen prematuramente la piel, y aparecen como resultado de fumar, de la contaminación ambiental, el stress o la luz solar. Todo esto se traduce en una piel muy delgada, en ocasiones casi transparente, con importante flacidez, reseca o de difícil hidratación, ocasionalmente con la aparición de lesiones bultosas o lunares que antes no existían y con arrugas de mayor o menor profundidad.

Entre los procedimientos recomendados para rejuvenecer la piel podemos encontrar los siguientes:

  • Peelings,
  • Láser,
  • Radiofrecuencia,
  • Microdermoabrasión,
  • Materiales de relleno (restauradores del volumen), o
  • Técnica de transporte de grasa (Fat Transfer), entre otros.

Los cuidados de la piel también son de gran importancia y sólo aquellas cremas y lociones que contengan en su composición productos científicamente comprobados, como Vitamina C (Acido L-Ascórbico), Factor de crecimiento TGF beta-1, Vitaminas A y E, Extracto de Té verde, Co-enzyma Q 10 y Ácido Glicólico, serían los adecuados.

Cambios en los músculos faciales

La cara posee una gran cantidad de músculos, que se encuentran dispuestos en capas. En el plano más profundo encontramos músculos que se originan en un hueso y terminan en otro, y su contracción genera fuerza que se traducen en movimiento de grandes estructuras, principalmente para funciones de masticación y movimiento de la boca.

La capa muscular superficial la forman músculos especiales ya que son músculos que se originan en los huesos pero terminan insertados en la piel, es decir, son los que generan todos los movimientos de expresión facial ya que al contraerse generan movimiento cutáneo. Estos músculos sufren cambios con la edad, pero son dos procesos diferentes, dependiendo de su función y localización; los músculos involucrados en los gestos más frecuentes sufren un cambio de "hipertrofia" o crecimiento de volumen, y se hacen muy fuertes como en el caso de los músculos que elevan las cejas, que descienden la frente, que fruncen el ceño, que cierran con fuerza los párpados o los que le dan movimiento al mentón. Estos sitios de hipertrofia muscular coinciden con los sitios de arrugas más profundas y marcadas ya que son su causa de aparición.

Otros músculos dérmicos que no se usan con tanta frecuencia al igual que la mayoría de los músculos profundos, sufren cambios de adelgazamiento o aplanamiento o "atrofia", lo que se traduce en disminución del volumen de los tejidos blandos de la cara, dando la apariencia visual de una cara muy delgada y envejecida.

La zona donde son más obvias las líneas de expresión es el tercio superior facial, específicamente en la zona glabelar, frontal y orbitaria.

Las líneas que se forman en el Ángulo palpebral externo (Patas de gallo) aparecen después de varios años y son producto de la función de cerrar y abrir los ojos, sonreír, etc.

La Toxina botulínica tipo A es especialmente útil en estos casos.

Cambios en el Sistema Aponeurótico

El siguiente sistema que encontramos en íntima relación con la capa muscular más superficial, es el llamado Sistema Aponeurótico o SMAS. Es un sistema cuyas principales funciones se centran en el soporte y fijación de las estructuras al igual que en el transporte de vasos sanguíneos, linfáticos y nervios. Se continúa hacia el cráneo con sus estructuras de fijación y hacia el cuello con los músculos platismas que ayudan a mantener y contener las estructuras vitales del cuello. Este importante sistema sufre de forma simultánea los cambios al ser arrastrado también por todo el descenso de los tejidos blandos, con pérdida de soporte y fijación, dando la apariencia de "descolgamiento" de los pómulos y de las mejillas, que en ocasiones llegan a sobrepasar el borde mandibular y la zona del mentón.

En sitios específicos de la cara encontramos bolsas de grasa que también descienden, principalmente la bolsa grasa malar o de Bichat, que termina dándonos la apariencia de que el pómulo se cambió de lugar y se ubica por debajo de la eminencia ósea. Ocasionalmente estas bolsas de grasas pueden acumular más grasa de lo normal, siendo útil extraerlas parcialmente (cirugía de las Bolsas de Bichat).

Cambios en los huesos faciales

Los huesos faciales al igual que los huesos corporales pierden espesor disminuyendo la masa ósea del esqueleto facial. Este proceso es diferente para cada uno de los huesos, por ejemplo los huesos que están involucrados en generar movimiento y fuerzas de tensión o resistencia son los más afectados y los que más pérdida de volumen presentan como la mandíbula, la dentadura y la masticación, son estímulos que generan hueso para mantener la función, en el momento de la pérdida dental, empieza un proceso de reabsorción, disminuyendo todas sus dimensiones y cambiando la estética facial.

Los huesos malares dan proyección a las mejillas, y estos también sufren un importante proceso de desgaste. En esta área se insertan varios músculos faciales; la pérdida de su proyección genera aplanamiento de los pómulos dando pérdida de soporte al párpado inferior con un efecto visual de "descolgamiento". La deficiencia de los tejidos infraorbitarios también produce una pérdida de la armónia facial, la frente se ve más pronunciada, la nariz más grande y la mandíbula protruída, envejeciendo de forma importante la cara.

Los huesos de la órbita también pueden presentar estos cambios, enfátizando el efecto visual de ojos hundidos.

El hueso maxilar al igual que la mandíbula también cambia: los dientes son los que mantienen las dimensiones óseas, al perderse éstos, los labios se hunden y pierden su proyección.

Pérdida de la elasticidad y del volumen de los tejidos blandos

Los cambios producidos por la edad en la cara los podemos relacionar con la pérdida de la elasticidad de los tejidos, lo que conlleva a que la piel y los músculos no puedan contrarrestar los efectos de la gravedad.

En la medida que nuestra cara envejece se hace más ancha, y esto es debido al descenso de los tejidos faciales, produciendo pliegues en los sitios donde la musculatura se adhiere a la piel. Una de las zonas más frecuentemente afectada es el área del cuello y de la zona del borde mandibular, formándose la papada o doble mentón, y más lateralmente 2 acúmulos de tejido (orejas mandibulares), perdiéndose la definición de la línea mandibular o la línea mentón cuello.

A su vez la cara pierde su normal proyección anterior haciéndose plana o cóncava, lo que también ocurre debido a la pérdida de volúmenes óseos especialmente ocurridos en el área de los pómulos, mentón y base de nariz.

Los materiales de relleno o implantes inyectables faciales así como la técnica de transporte graso (Fat Transfer) o Lipoestructura, y la utilización de prótesis faciales son de gran utilidad para el tratamiento de estos cambios, logrando volver a dar el llenado y proyección adecuada de la cara.

Signos de envejecimiento facial más frecuentes


Cambios ocurridos en la región de la frente

Los tejidos de la frente y las cejas tienden a descolgarse por lo que este descenso produce un exceso de piel en el área de los párpados con la consiguiente caída de los mismos, lo que produce que el ojo se haga más pequeño. Las arrugas en la frente aparecen como respuesta al intento de contrarrestar estos cambios.

Tratamiento sugerido: Lifting del tercio superior, Blefaroplastia.

Cambios alrededor de los ojos

Los cambios en los ojos son quizás los primeros en producirse. A medida que envejecemos, la grasa que se encuentra alrededor de los ojos se empieza a protuir (salirse). Esto ocurre debido a que el septum orbitario (estructura anatómica) se hace más débil. Los cambios en la piel que se encuentra alrededor de los ojos ocurren mucho antes que los del resto de la cara debido a que la piel en esa área es más delgada. También es debido a que la piel de esta área contiene pocas glándulas sebáceas y es sometida a un continuo uso (parpadeo, apertura, cierre, elevación de cejas, etc.).

Tratamiento sugerido: Blefaroplastia.

Cambios en el tercio medio facial

El tercio medio se envejece cuando se empiezan a notar exageradamente los pliegues naso labiales. Los surcos o pliegues naso labiales o naso genianos son las líneas que parten de los laterales de la nariz hasta las comisuras labiales.

Tratamiento sugerido: Técnicas de llenado de tejidos faciales, Lifting de tercio medio facial.

El área de los pómulos o de las mejillas que debería tener una ligera proyección, casi situándose por delante de los globos oculares empieza a aplanarse y esto se debe nuevamente al descenso de los tejidos blandos pero también a la pérdida de soporte óseo. Este descenso y pérdida ósea origina una marcada depresión en el área infraorbitaria y donde antes había una continuidad entre el párpado inferior y el pómulo que daba una apariencia muy juvenil, ahora existen irregularidades, una producto de la grasa que se acumula en el párpado inferior y la otra a nivel de la base de la nariz.

Tratamiento sugerido: La colocación de Prótesis malares o infraorbitarias y posterior tracción vertical de los tejidos a través de un lifting del tercio medio es lo más recomendado.

Cambios en la estructura nasal

A medida que los años pasan, la nariz se elonga o alarga. Entre las causas comunes de este alargamiento encontramos el proceso de adelgazamiento de los tejidos blandos así como la pérdida de elasticidad de los mismos, causando la caída de la punta nasal y la consiguiente exposición del hueso nasal, creando una pequeña jiba o protuberancia donde quizás antes no la había. La pérdida de hueso en la premaxila (soporte y base de la punta nasal) al igual que la falta de soporte del labio superior, producen un efecto aún más marcado de este descenso. La frente, los pómulos y el mentón al igual que los labios, deberán ser cuidadosamente evaluados.

Tratamiento sugerido: Rinoplastia, generalmente la podemos realizar en combinación con otras cirugías o técnicas de camuflaje logrando armonizar las estructuras faciales.

La estética dental en la inclinación adecuada de los incisivos centrales, lateral y caninos es esencial, ya que éstos modifican de forma importante el ángulo naso labial.

Cambios en el tercio facial inferior

Al igual que las demás estructuras faciales, los labios descienden -especialmente el labio superior- tapando los dientes antero superiores, la línea de la sonrisa cambia por lo que pocas veces al reírse se muestran los dientes, siendo esto uno de los signos más importantes de juventud.

Tratamiento sugerido: Se deberán emplear técnicas quirúrgicas de aumento y reducción de labios, así como un ligero alargamiento de las coronas de los dientes anteriores.

A nivel de las comisuras labiales se forman 2 líneas que en ocasiones vienen acompañadas de depresiones, dando la impresión de cara de marioneta o maniquí. Aparecen los acúmulos buco mandibulares, que ocasionan un ensanchamiento de la cara y el efecto de cara caída.

Tratamiento sugerido: Las líneas, pliegues y depresiones en esta área se deberán tratar con materiales de relleno, respetando por supuesto la armonía de los tejidos y no ocasionando un aumento de volúmenes que deformen la cara.

El area del mentón también cambia, y se produce un descenso y falta de proyección del mismo. El músculo plastima pierde su elasticidad y tono al igual que los otros músculos se debilitan. También se produce una acúmulo de grasa en el área del cuello.

Tratamiento sugerido: Mentoplastia, la colocación de prótesis o, en el caso de pequeñas deficiencias la utilización de materiales de relleno que logren posicionar anteriormente el área, estarían indicados.

En los casos de excesos de piel y flacides muscular el lifting cervical y platismoplastia son los recomendados.

La Liposucción del mentón y cuello eliminan de forma muy importante la papada y definen el borde y ángulo mandibular.

Estética facial: Signos de Belleza y Juventud


La palabra estética procede de aesthetikos, que significa lo que se percibe mediante sensaciones. Por lo tanto, la estética es la encargada de estudiar la belleza, entendiendo por belleza la idea sobre la perfección de las cosas. También la estética podría definirse como el conjunto de percepciones sensitivas que genera la contemplación de un objeto y la reacción de agrado y placer que se produce en el observador, o como la percepción subjetiva personal que provoca sentimiento de placer o agrado.

La estética facial es la encargada de estudiar el grado de belleza de la cara. No hay una única estética facial ideal. Una apariencia facial considerada muy estética por unos individuos, puede ser menos estética para otros. En el fondo, reside en el ojo del observador y es imposible formular un concepto objetivo de belleza que tenga carácter universal.

La valoración estética depende en gran medida del punto de vista de quien la realiza. En general, la estética va asociada a la proporcionalidad, a la simetría y a la armonía, siendo considerado lo desproporcionado, lo asimétrico o lo no balanceado como antiestético.

Las sociedades actuales son, en general, multiraciales, razón por la cual actualmente se imponen nuevos modelos faciales y diferentes criterios de belleza. Se ha demostrado que el público en general prefiere los perfiles convexos y protrusivos que aportan al sujeto un aspecto más juvenil.

Características generales de un rostro balanceado y armónico. Signos de belleza y juventud:

  • Pómulos y barbilla muy bien definidos, el relieve óseo de las estructuras faciales, en especial de los pómulos, mentón y ángulo mandibular es esencial. Hoy en día, las caras redondas y llenas tienen poco atractivo estético.
  • El óvalo de la cara debe ser ligeramente alargado y no redondeado.
  • Labios prominentes, se prefiere una prominencia inter-labial más aguda (labios más prominentes) en las mujeres que en los hombres: el progresivo hundimiento de la boca va asociado a la vejez.
  • Hombres con perfiles rectos y mujeres con perfiles ligeramente convexos.
  • El mentón debe estar en la misma línea que el labio superior e inferior. En el hombre suele ser más prominente que en las mujeres.
  • Gustan narices menos prominentes en las mujeres que en los hombres. El tipo de la nariz se prefiere más agudo en los hombres que en las mujeres.
  • Se prefiere un ángulo naso labial cercano a los 90 grados en los hombres y de 120 en las mujeres.

En relación al área buco facial, podemos mencionar los siguientes patrones:

  • En relacion a la oclusión, se prefieren los perfiles de individuos con clase I, especialmente los que tienen cara corta, caras largas y las mordidas abiertas.
  • La prominencia del mentón es el rasgo antropológico que mejor revela la condición humana pues no existe en el resto de la escala animal.
  • Un labio superlor corto desvelando ligeramente los incisivos superiores, es un rasgo de juventud. Con la edad, el labio superior tiende a elongarse cubriendo los incisivos superiores y mostrando más los inferiores.
  • Una dentadura perfecta de dientes sanos, grandes y bien alineados, no sólo manifiesta un excelente estado dentario, sino que además indica un inmejorable nivel de salud general y vitalidad.
  • Una sonrisa radiante descubre un alto grado de bienestar psicológico y felicidad personal.

Plan Forever Young


Son planes de tratamiento específicos sugeridos de acuerdo a los cambios surgidos por la edad.

 

20 - 30 AÑOSTRATAMIENTOS SUGERIDOS
La piel empieza a experimentar cambios de coloración • Cuidados personales: Utilización de cremas a base de Acido Alfa Hidroxy, ritinoides suaves con vitamina c de aplicación topica, los antioxidantes son de inmensa utilidad como copper peptide.
• Tratamientos médicos: microdermoabrasión, peelins suaves
Cambios en la textura de la piel Cremas exfoliantes y microdermoabrasión
Aparición de arañas vasculares Tratamientos con IPL localizada (luz pulsada)
Aparición de líneas de expresión primordialmente en el tercio facial superior Toxina botulinica tipo A
Disminución del espacio entre la ceja y el parpado superior Elevación de la ceja. Técnica minibrow lift
Aparición de los pliegues o surcos naso genianos Utilización de materiales de relleno facial
Exceso del parpado superior y posible formación de bolsas parpado inferior Blefaroplastia

 

30 - 40 AÑOSTRATAMIENTOS SUGERIDOS
Aparición de pigmentaciones de color marrón o amarilla en piel Los mismos ya sugeridos, pero se deben agregar cremas o tratamientos despigmentantes, también se pueden realizar tratamientos con láser.
Zonas enrojecidas, arañas vasculares Tratamientos con Laser o Luz pulsada intensa
Textura piel menos suave Microdermoabrasión
Líneas de expresión o de dinámica muscular más notorias (frente, entrecejo, patas de gallo) Toxina botulina en una, dos o tres regiones de la cara (tercio superior)
Ceja caída Cirugía endoscópica de levantamiento de cejas o levantamiento de ceja a través de la toxina botulínica
Exceso de piel y bolsas muy notorias en parpados superior e inferior Blefaroplastia superior e inferior
Profundización del surco naso labial Infiltrado de materiales de relleno NO EXAGERADO, PREFERIBLEMENTE minilifting facial de tercio medio.
Adelgazamiento y descenso del labio superior, aparición de arrugas peribucales Queiloplastia superior o técnica para embellecimiento labial
Aparición de los pliegues bucomandibulares Minilifting de tercio inferior facial
Exceso de grasa en el cuello con un tono y elasticidad de piel bueno Mini liposucción de cuello
Mentón doble, papada o exceso de piel en cuello Mentoplastia en combinación de platisma plastia sub mental

 

40 - 50 AÑOSTRATAMIENTOS SUGERIDOS
Visible cambios en la calidad de la piel Estricto mantenimiento de cuidados de piel Mesoterapia, a base de factores plaquetarios, antioxidantes
Pérdida de proyección de los pómulos Implantes o materiales de relleno faciales con extrema cautela, se debe evitar deformar el area con una sobre utilización, posible uso de prótesis de malar o injertos autologos de grasa
Descenso del labio y pérdida del soporte óseo maxilar Estética dental (aumento de largo de la corona), injerto o material de relleno en espina nasal anterior
Descenso de las comisuras labiales Infiltrado con material de relleno
Cambios notorios en tercio medio facial Lifting facial con reposicionamiento de la musculatura facial
Cambios notorios en tercio inferior facial Lifting facial con reposicionamiento de la musculatura facial
Cambios notorios en región cervical (cuello) Plastimaplastia y lifting cervical
Descenso de la punta nasal y ensanchamiento de la base de la nariz Cirugía de nariz (Rinoplastia) para rotación de punta y posible necesidad de cirugía de base de nariz

 

50 - 60 AÑOS (TRATAMIENTOS SUGERIDOS)

Todo dependerá de los cuidados que se hayan tenido en los años anteriores, pero la máxima efectividad se dará en aquellos tratamientos donde se produzca una estimulación o reactivación celular en combinación con tratamientos quirúrgicos.

También se debe ser cautelosos a la hora de realizar intervenciones donde se quieran obtener resultados óptimos sin haber analizado los tejidos óseos, si antes de un lifting no consideramos las pérdidas de volúmenes en las áreas de los pómulos y mentón, será necesario realizar procedimientos de eliminación de piel exagerados con lo que más que beneficios produciremos distorsiones faciales, como pueden ser:

  • Ensanchamiento de nariz
  • Alargamiento de los labios (cara de payaso, expresión burlesca)
  • Cicatrices hipertroficas en el área de la oreja, por excesiva tensión
  • Pérdida de las proyecciones faciales
  • Aplanamiento de la cara

El tratamiento definitivo para la cara envejecida es quirúrgico, y se fundamenta en 2 principios:

  1. Aumento de las prominencias óseas.
  2. Suspensión vertical de tejidos blandos.

De forma general, la cirugía para Rejuvenecimiento Facial DEBE incluir:

El aumento de las prominencias óseas que sean necesarias e indicadas, como los pómulos, el mentón o los márgenes mandibulares. Se puede utilizar implantes de silicona sólida o de Gore-Tex®, que se adaptan a la forma y el tamaño deseado, en caso que los defectos óseos sean muy marcados; o también se puede dar la misma apariencia de aumento óseo mediante la utilización de injertos grasos de la misma persona tomados con una técnica de liposucción de algún acúmulo graso, pasarla por un proceso especializado de tratamiento e inyectarla en forma controlada y armónica, esto en caso de defectos no muy marcados.

La suspensión de los tejidos blandos que han sufrido un importante descenso, lo cual incluye la frente, las cejas, los párpados, las mejillas, las bolsas grasas malares y el cuello. Existen diversas técnicas adaptadas cada una al sitio del tratamiento y según los hallazgos encontrados al examen físico. Se puede utilizar la asistencia endoscópica para disminuir el tiempo de recuperación y minimizar las cicatrices. Si en el momento de recuperar la posición anatómica de las estructuras profundas, se evidencia claramente un exceso de piel, es el momento de resecarla de forma prudente y controlada para evitar excesos y cicatrices antiestéticas por el cierre a tensión. Hay que saber que la resección de piel no es la solución de los problemas.

También le puede interesar:

Blefaroplastia | Mentoplastia | Rinoplastia | Ortodoncia | Implantes Dentales | Aumento de Labios | Cirugía Ortognática | Cirujano Maxilofacial | Rejuvenecimiento Facial | Piorrea | Dr. Samuel Benarroch | Cambio Radical | Sedación Oral Consciente

Temas mas FrecuentesTemas de Actualidad

Facebook Clinica Benarroch Twitter Clinica Benarroch Linkeding Clinica BenarrochYoutube Clinica Benarroch Vimeo Clinica Benarroch Slideshare Clinica Benarroch

 

Sociedades científicas a las que pertenece el Dr. Benarroch

icomem  coem  iaoms eafps  secom ishrs

Acreditaciones de calidad médica

Licencia de actividad del Ayuntamiento de Madrid Centro Médico Autorizado por la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid  Nuestros ficheros de pacientes están debidamente registrados en la Agencia Española de Protección de Datosweb-interes-sanitario web-medica-acreditada