Transtornos de la articulación temporomandibular

Signos y síntomas asociados con mas frecuencia a transtornos de la articulación temporomandibular.

Entre los signos y síntomas asociados con más frecuencia a trastornos de la articulación temporomandibular y dolor bucofacial se encuentran (con fines didácticos los clasificaremos por estructuras anatómicas):

  1. Dolor o molestias al comer
  2. Dificultad para abrir o cerrar la boca
  3. Ruidos al abrir la mandíbula

Boca y dientes

  • Dolor en varios dientes o en las encías sin ser de origen dental o periodontal.
  • Rechinar o apretar los dientes (bruxismo).
  • Alteraciones en la mordida, dientes desgastados, empastes, fundas o puentes que se desajustan o rompen.
  • Morderse los labios, los carillos o las uñas.

Oídos

  • Zumbidos, ruidos de cualquier tipo, disminución de la audición o mareos.
  • Dolores y sensación de oídos llenos o tapados.

Cabeza

  • Dolores de cabeza a repetición, especialmente en la zona temporal y que no calman con analgésicos.
  • Migrañas.

Cara

  • Dolor en los músculos masticatorios, especialmente por delante del oído y a los lados de la boca.
  • Inflamación o cansancio de los músculos faciales.

Ojos

  • Dolor detrás de los ojos.
  • Sensibilidad a la luz.

Cuello, espalda y otras partes del cuerpo

  • Cambios en la dirección y postura del cuello, cabeza y cuerpo.
  • Dolor, cansancio o fatiga muscular.
  • Dolor referido a los hombros espalda pecho o brazo.
  • Mal sueño.

Muchos estudios revelan la importancia de factores etiológicos odontológicos que pudieran estar asociados a trastornos de la ATM:

  • La hiperactividad muscular o bruxismo.
  • La pérdida de dientes y las migraciones dentarias que sobrepasan la capacidad de adaptación del individuo.
  • Trauma mandibular.
  • Restauraciones dentarias no funcionales por exceso y defecto.
  • Traumatismos por maniobras quirúrgicas prolongadas en tratamientos estomatológicos.
  • Tratamiento de ortodoncia incompleto.
  • Rehabilitación protésica no funcional.
  • Trastornos del crecimiento y desarrollo cráneo mandibular que provoca maloclusiones que sobrepasan la capacidad adaptativa del individuo.
  • Pericoronitis de los terceros molares inferiores, no tratados, que modifican el patrón habitual de masticación.

El tratamiento se realiza por fases y puede requerir varias sesiones, todas tendientes a estabilizar la oclusión y lograr una mejor distribución de las fuerzas masticatorias.

Primera fase

  • Terapia farmacológica (control de ansiedad y estrés).
  • Rehabilitación (fisioterapia).
  • Ajuste y equilibrio oclusal.
  • Toxina botulínica tipo A.

Segunda fase

  • Terapia neural.
  • Electromioterapia.
  • Terapia láser de baja potencia.
  • Ultrasonido.
  • Dispositivos intrabucales.

Tercera fase

  • Métodos quirúrgicos.

Revista Mexicana de Odontología Clínica. México, Domingo 24 de Mayo de 2009
Enlace al documento original: http://www.intramed.net/UserFiles/pdf/59533.pdf#page=10

Temas mas FrecuentesTemas de Actualidad

Facebook Clinica Benarroch Twitter Clinica Benarroch Linkeding Clinica BenarrochYoutube Clinica Benarroch Vimeo Clinica Benarroch Slideshare Clinica Benarroch

 

Sociedades científicas a las que pertenece el Dr. Benarroch

icomem  coem  iaoms eafps  secom ishrs

Acreditaciones de calidad médica

Licencia de actividad del Ayuntamiento de Madrid Centro Médico Autorizado por la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid  Nuestros ficheros de pacientes están debidamente registrados en la Agencia Española de Protección de Datosweb-interes-sanitario web-medica-acreditada